Un buen descanso

Aunque no parezca, el descanso es tan importante como hacer ejercicio y alimentarse de manera correcta. Como sociedad, dormimos menos ya sea por el trabajo, la escuela y en muchos de los casos por diversión.

Sin embargo, un sueño corto afecta nuestro juicio, temperamento, habilidad de aprender, haciendo que baje nuestro rendimiento cotidiano, además nos hace ver y sentir terribles, pero el semblante es el menor de las consecuencias. De acuerdo con la ciencia, el no tener un buen descanso afecta el área del hipocampo del cerebro, el cual se encarga del procesamiento de los impulsos positivos.

Un buen descanso, no solo es beneficioso sino necesario para nuestra salud. Ya que durante el sueño se liberan hormonas que ayudan a combatir las infecciones. De esta manera le echamos una manita al cuerpo para evitar enfermedades y mantenernos sanos. Cuando dormimos bien estamos listos para llegar a nuestro máximo potencial.

Es un muy buen hábito para poder empezar con una vida tranquila, feliz y muy productiva.

Una correcta alimentación

Si, es un tema bastante trillado, pero es completamente cierto. “Alimentarse sanamente” como dicen todos, no solo es comer frutas y verduras, es equilibrar y mantener todos los nutrimentos que requiere el cuerpo, para mantenerse activo, tener una apariencia saludable y lo más importante… provocar un óptimo funcionamiento de los órganos.

¿Cómo se podría vivir y disfrutar al máximo la vida si tenemos que ir cada 15 días con el médico para que nos dé una dotación de medicinas porque algo anda mal?… el 70% de las consultas al médico tienen relación con una mala alimentación. Poco a poco se va deteriorando el cuerpo por comer lo que nos gusta y no lo que nos conviene, sin realmente ponernos a pensar en el daño que nos estamos causando nada más por no establecer un balance en nuestros alimentos.

Un peso sano evitará todas las malas consecuencias de un sobrepeso e incluso una obesidad. Haciendo pequeños cambios en la alimentación mejorará significativamente nuestras vidas. Es momento de intentarlo, todo es mejorable.

Ejercicio físico

Muchos pensarán que el ejercicio físico es sólo para bajar de peso, o los que ya están delgados para ponerse musculosos, y si, también para eso es, pero no sólo para eso sirve el ejercicio.

El ejercicio físico hay que hacerlo por lo menos 4 veces a la semana, 30 minutos diarios para elevar el ritmo cardíaco de manera constante y tener el hábito de activar tus músculos para que pueda ser considerado como actividad física.

Algunos de sus beneficios: Una piel radiante, fortalecer el sistema inmune, mejorar la circulación sanguínea, ayudar a fortalecer la autoestima, y un cuerpo más agradable.

Realizando ejercicio todos los días, se favorecerá el primer hábito saludable de esta lista, ¡el descanso! Ya que a la hora de dormir estaremos más cansados físicamente teniendo un sueño reparador y profundo.

Podemos empezar haciendo 10 sentadillas en donde te encuentres. O simplemente dando una vuelta más antes de llegar a casa.

Existen en internet muchas opciones Seven minutes workout, no se requiere de equipo, ni inscribirse a un gimnasio, en casa se puede realizar.

Meditación

Probablemente parezca que es un tema nuevo porque está de moda, pero no, de hecho, es una práctica milenaria basada en la búsqueda espiritual. Es una experiencia de plenitud que tiene la intención de elevar la conciencia a otro grado. Calmando la mente, reflexionando cada palabra, cada pensamiento y cada acción que se lleva a cabo. Es una concentración profunda y prolongada. Es el descanso consiente de la mente para relajar el cuerpo y el alma. Es para poder dar un equilibrio y balance a nuestras vidas; sólo son 10 minutos de conciencia al día. La mente es nuestro más valioso y precioso recurso, a través del cual experimentamos momentos de la vida; de ella dependemos para ser felices, satisfechos y emocionalmente estables. De la misma manera dependemos para concentrarnos, ser creativos. Sin embargo, nunca nos damos el tiempo para cuidarla. Pasamos más tiempo cuidando cosas materiales, lo que nos ocasiona el estrés en el que vivimos todos los días, estamos distraídos.

Quisiera aclarar que la meditación, no sólo es una medicina para la mente, es una mejor apreciación y entendimiento de nuestro presente. Lo mejor de todo esto es que ésta es la mejor técnica positiva y práctica para mantener nuestra mente saludable para ser más consientes.
Sólo toma 10 minutos al día para impactar nuestra vida entera. Es tan sencillo, que éste será el hábito que más rápido querrás modificar: Familiarizarse con el tiempo presente, no tratar de controlar la mente. Sólo dejarse llevar por los pensamientos, dar un paso atrás para obtener una perspectiva diferente y darle concentración, calma y claridad a nuestra vida.

Ejercicios mentales

El ejercitar la mente permite evitar problemas como el mal de Parkinson, y muchas otras enfermedades, como lograr una mejor concentración y estimulación de ambos hemisferios del cerebro a través de juegos de mesa (ajedrez, cartas, etc), pintar, escuchar música, o mejor aún ejecutar un instrumento musical (violín, batería, bajo eléctrico, etc.)

¿Qué finalidad tiene cambiar los hábitos por unos más saludables? O ¿Por qué tener un bienestar integral? El 70% de las enfermedades que adquirimos son debido a nuestros hábitos incorrectos. Todo se resume a no tener enfermedades y llevar una vida plena y feliz sin necesidad de estar invirtiendo tiempo en hospitales, o dinero en medicinas. Estar sanos física y mentalmente. El tiempo es valioso y la vida es corta. Nuestra responsabilidad es vivirla como si cada día fuera el último día de nuestras vidas.

Abrir chat
1
Hola ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by
ZAHAL